DESARROLLO PERSONAL

¿Cómo controlar las expectativas?

Las expectativas están formadas mediante suposiciones acerca de lo que creemos que tendría que ser, en base a lo que nos han enseñado y hemos aprendido. Muchas veces las expectativas que tenemos se alejan de la realidad y nos encontramos de lleno con la frustración. Cuando lo que esperábamos no encaja con lo que ocurre, aparece el sufrimiento.

Esta definición está sacada de https://lamenteesmaravillosa.com/las-expectativas-nos-aseguran-frustracion/ página que trata temas de psicología con un lenguaje sencillo y al alcance de todos. 

Como vemos las expectativas, marcan nuestra vida. Y la marcan, porque desde que te levantas por la mañana “esperas cosas”. Esperas que sea un buen día. Esperas que tu amiga te llame, esperas que tu hijo coma bien, y de esta manera por el mero hecho de ser una persona siempre espera multitud de cosas. Que a veces se cumplen y a veces no. 

Y por el cumplimiento de las expectativas, aparece otro concepto de la mano que es muy conveniente tener controlado y no perder de vista: La tolerancia que demuestras a la frustración. Y es que si lo piensas, dependiendo de lo tolerante que tú seas, dependerá en gran medida: tu productividad, tu tranquilidad, tu bienestar y en definitiva tu felicidad. Si no toleras estar frustrado, sufrirás.

No consiste en no tener frustración por el incumplimiento de lo que esperas, pues es imposible, es ser capaz de tolerarlo, aceptarlo y saber qué hacer con está frustración. ÚSALA A TU FAVOR,

Francisco José Paredes Pérez

Es lógico pensar entonces, que si nada más levantarte tu mundo se llena de expectativas, habrá muchas que se cumplan, y otras muchas que no. Por lo tanto es más que necesario, y casi obligatorio que tengas control sobre lo que esperas, y para ellos puedes: Analiza tus expectativas: Párate un rato a pensar y analiza ¿Qué esperas? Si lo que esperas está muy lejano a tu realidad, la probabilidad de que se cumpla aumenta mucho. Y el problema no será su cumplimiento o no, si no que esperas cosas que realmente están muy lejanas de tu realidad cotidiana. Ejemplo: Si tu hijo no es buen estudiante, y tú esperas que sea médico, probablemente estarás orquestando una expectativa que no se va a cumplir, y esto te va hacer sufrir. 

Analiza tus expectativas: Párate un rato a pensar y analiza ¿Qué esperas? Si lo que esperas está muy lejano a tu realidad, la probabilidad de que se cumpla aumenta mucho. Y el problema no será su cumplimiento o no, si no que esperas cosas que realmente están muy lejanas de tu realidad cotidiana. Ejemplo: Si tu hijo no es buen estudiante, y tú esperas que sea médico, probablemente estarás orquestando una expectativa que no se va a cumplir, y esto te va hacer sufrir

Analiza tu realidad: Tienes que ser realista. Saber cómo es tu vida, los compromisos que tienes, tus responsabilidades, el tiempo del que dispones, etc, Porque si conoces todo esto en profundidad, y te paras a analizarlo, seguramente esperaras cosas que vaya acorde con tu realidad. Ejemplo: si trabajas 12 horas diarias, y tienes tres hijos, y esperas poder ir al gimnasio dos horas al día, te frustrarás. Porque seguramente tu realidad no te permite disponer de tanto tiempo 

Enfócate a la acción, no dejes a tu mente que produzca libremente expectativa: No te llenes de frustración continuamente: si no tienes control sobre lo que esperas, y tu mente la dejas libre para genere, y genere, y genere expectativas, al final te llenarás de cosas que esperas y no se producen. Y te aseguro que entonces te frustrarás. Ejemplo: Llenas tu vida de “esperar cosas” y diriges tu mente únicamente de esperar cosas en vez de enfocarla a la acción y a intentar hacer cosas para que tus deseos lleguen a ser una realidad.

Disfruta de lo que tienes. Esto no quiere decir que seas conformista, ni seas un mártir, ni renuncies a “esperar cosas”. Pero si te acostumbrarás a huir de la trampa de desear cosas que a veces no se cumplirán.   

Y aún así tu mente creará expectativas y aún así te frustrarás. Pero tendrás control sobre ella, y sobre todo desarrollarás tolerancia a la frustración, y aceptarás las reglas del juego mental en el que hay cosas que podrás cumplir y otras que desgraciadamente no serán viables. Y tu día a día será mejor y desde luego a largo plazo, serás capaz de enfocarte más en la consecución de tus deseos que a generarlos. Habrás aprendidos a aceptarlo y a ser un “buen jugador” en este juego que llamamos VIDA. 

Y de esta forma serás cada día un poquito más feliz, harás más feliz a los que tienes al lado, y cada día serás un poquito mejor persona. 

Francisco José Paredes Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Francisco José Paredes Pérez +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Compartir