Sin categoría

¡¡¡¡No veas como viven los comerciales¡¡¡

Desde que el hombre es hombre, y la mujer es mujer, creo que jamás se ha oido en ningún paritorio del mundo: «Enhorabuena han tenido un vendedor/a…….» «Mi mas sincera enhorabuena ha sido: comercial»……..De hecho no es que creo que nadie naciera siendo ya vendedor, si no que históricamente, presentarte como tal era sinónimo de «vividor» «de no servir para otra cosa» «y casi ser un maleante». Y con esta mochila tan pesada los que elegimos esta profesión hemos cargado durante años.

Siempre que volvías de una comida con clientes, las lindezas que se oían de tus compañeros administrativos eran del tipo: «Joder cómo os habéis puesto, ehhhh. Estos comerciales, no saben más qué beber y comer.» Y si por casualidad aparecías a trabajar una hora más tarde que ellos por la mañana, porque habías estado con un cliente cenando y echando una copa, te miraban al tiempo que susurraban: «Que morro tienen solo saben estar de fiesta».

Ante estos argumentos que nada tenían que ver con la profesionalidad de un comercial, yo siempre tenía un arma que no sé si funcionaba pero que por lo menos a mi me hacía gracia. Cuando un administrativo, me decía algo parecido a lo que he dicho más arriba, cuando pasaban dos semanas más o menos, me acercaba a su mesa, y le proponía lo siguiente: «Oye esta tarde después de trabajar (salíamos a las 18.00) he quedado con Antonio el vendedor este que nos vende tanto en Almeria, y entiendo que debemos de estar con él y enseñarle Madrid. Viene de lejos (cosa que era cierta) a una reunión mañana y tenemos que estar con él toda la tarde enseñándole Madrid, luego vamos a cenar, y luego nos tomamos una copa o bueno o dos o tres………….y eso sí mañana puedes entrar una hora más tarde».

Amigoooooo¡¡¡¡¡¡ la respuesta solía ser: no pero yo es que tengo familia y yo no puedo estar toda la tarde por ahí, e ir a cenar jamás. Encima me voy a gastar yo dinero de mi bolsillo……, y llegar a mi casa de madrugada y mañana levantarme y volver a trabajar, y ¿Qué pasa con mis hijos y con mi mujer? Ante tal argumentos simplemente me quedaba la ironía y el sarcasmo: «Pues mira llevas razón no vengas. Yo si puedo ir, porque mis hijos son «ciruelas» y crecen sin mi ayuda, no te jode. Y si tengo problemas en llegar tarde no pasa nada, pues los cuida Benzema el jugador del Real Madrid.

Y así, con estos argumentos y con estas envidias mal fundadas nos hemos criado los comerciales en España. Enviados por muchos, criticados por casi todos, pero cuando les llega a ellos la hora de ir a una comida de negocios, por ejemplo, se hacen «pipi en los calzones, o en las braguitas» (y perdón por la ordinariez, pero no se me ocurría otra forma más gráfica de expresar lo que sienten los que arman sus escopetas de mierda contra los vendedores.

En fin, concluyendo, que nuestra magnífica profesión será siempre objeto de deseo de los mal educados, y diana perfecta de los que tienen calorcito en invierno y fresquito en verano. Eso si, cuando les propone la vida ser comerciales, salen corriendo……………

Y ya seas comercial, administrativo, consultor, director, es decir lo que seas, recuerda lucha por ser feliz, por hacer feliz a los que están contigo y ser un poquito mejor persona cada día.

Francisco José Paredes Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Francisco José Paredes Pérez +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Compartir