Sin categoría

¿Sabemos que hacer con una persona egocéntrica en el trabajo?

¿Eres egocéntric@? Bueno quizás todos los seamos un poco. 

Desde el mismo momento en que nos gusta que los demás nos aprueben, una de las características fundamentales de la socialización, podemos decir que en cierto modo todos somos un poco egocéntricos. 

Sin embargo, deberíamos de empezar por el principio. Se habla mucho del ego, de ser egocéntrico, pero realmente ¿Sabemos que es el ego?

¿Qué es el ego para el psicoanálisis?

En la teoría del psicoanálisis de Freud, parte parcialmente consciente de la personalidad humana que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superego y la realidad del mundo exterior.

Intento sin éxito curar con cocaína a su amigo Ernst von Fleischl-Marxow, que era adicto a la morfina, lo que acabó provocando la muerte de éste

CITA EXTRAÍDA DE ESTA PÁGINA, SI QUIERES SABER MÁS SOBRE FREUD, DEBES DE LEER ESTE ARTÍCULO 

Como vemos hasta el propio Sigmud Freud, quizás tuviera un ego desmedido. Pues cargarte a un amigo por tratarle con cocaína, puede ser un buen escondite para “tu ego”. 

Pero sin entrar más en detalle, cuando se mete por medio el genio Freud, pocos son los que entiende lo que dice, o yo por lo menos con esta definición me quedo “a por uvas”. 

Prefiero una mucho más asequible a mis posibilidades intelectuales, que no tan filosófica y psicológica. De esta forma descubro y buceando en la red que:

Según el Oxford lenguages el ego es: “Del latín, significa ‘yo’. En psicología y filosofía, ego se ha adoptado para designar la conciencia del individuo, entendida ésta como su capacidad para percibir la realidad. Por otro lado, en el vocabulario coloquial ego puede designar el exceso de valoración que alguien tiene de sí mismo”.

Como vemos es una definición mucho más mundana pero está mucho mas al alcance de mi intelecto. Y ya lo empiezo a entender, es decir, la capacidad para percibir la realidad. ¡¡¡¡Ojo con este dato¡¡¡¡. 

Características del egocéntrico

Pues cada uno de nosotros percibimos la realidad de una manera diferente. Ya está muy manido el dicho que hay tantas “realidades” como seres humanos en el planeta. Sin embargo, esta capacidad en una persona egocéntrica está bañada con el agua de otras fuentes que suelen acompañar este maldito defecto. Y en los trabajos hay muchos: 

  • El egocéntric@ percibe la realidad y no suele admitir la realidad del otro, del que tiene en frente. Le importa solamente su percepción de las cosas de los hechos, y pasa por tu percepción como si pasara por un lago de estrecha capa de hielo de agua. 
  • El egocéntric@ no te suele escuchar. No tiene mucho interés “por tu realidad”. Sitúa la suya en el centro de cualquier debate. Día tras días, alimenta la idea de que lo que es válido es lo que él opina, lo que él siente, y lo que él decide. 
  • El egocéntric@ está en las antípodas del empátic@. O reflexionando, llego a pensar que quizás si que son capaces de ponerse en tu lugar, pero siempre estarán ellos antes. Son bajo mi modesta opinión, unos empáticos de “sacarina”. 
  • El egocéntric@ no mide bien las consecuencias de sus acciones cuando se pone en juego su capacidad de ver la realidad. No admitirá que tensiones su “ego” pues está gobernado por él. 

¿En el entorno laboral esto es peligroso? Evidentemente que lo es, sobre todo si en puestos de responsabilidad y de dirección se sitúan persona muy egocéntricas. Tomarán decisiones gobernadas por su ego, no escucharan opiniones diferentes desde la empatía y la asertividad. 

TE INTERESA LEER ALGUNOS DE ESTOS POSTS. TE AYUDARÁN A MANTENER A TU EGO A RAYA.

Una persona egocéntrica en otros entornos puede resultar simpática, y hasta te puede llegar hacer gracia sus compartamientos. Sin embargo, una persona que no controla su ego en la empresa si tiene poder, puede resultar perjudicial tanto para los empleados sobre los que ejerza su dirección, como para la empresa. Antes de la empresa y de los empleados recuerda que estará él. 

Y no es cuestión de señalar al egocéntric@ como mala persona y demonizarlos. Ni mucho menos es mi pretensión. Pero si es necesario detectarlos, saber como se comportan y saber entenderlos. Tampoco ser un “santo varón” y soportar sus actos de consecuencias negativas para sus compañeros.

CUATRO SENCILLOS PASOS PARA TRATAR CON LA PERSONA EGOCENTRICA

Mi pequeño manual para tratar con el egocéntrico sería más o menos así: 

  • Ponle límites. 
  • Razona y reflexiona con él, hasta donde puedas. 
  • Detecta si detrás de su ego, realmente hay una buena persona, que puede “florecer”. Si es así, ayuda a que florezca, si lo que hay detrás es una mala persona, cuanto menos estés a su lado mejor (siempre que puedas claro).
  • Y sobre todo cuidado con mirar mucho el ego de los demás y que se nos olvide el nuestro. Que todos los tenemos. 

Recuerda que todo el mundo tiene la capacidad de ver la realidad. Y lo que tenemos que buscar es el respeto, y hacer el ejercicio de ver la misma bajo la capacidad del otro, con sus circunstancias y con sus experiencias. ¿Difícil? Sí. ¿Imposible? No.

Y sin pretender ser egocéntrico en este mi último consejo, recuerda que estamos aquí para ser felices. No permitas que tu ego te aleje de lo que tú necesitas para ser feliz. 

Feliz Semana Santa, y recuerda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Francisco José Paredes Pérez +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Compartir