Sin categoría,  Técnicas de Ventas

Ser pesado: ¿Es una técnica de venta?

“Los mejores pesados que he conocido en mi vida han sido niños. Pero sabes una cosa, que a base de ser pesados consiguen su objetivo: quiero un helado, quiero un helado, quiero un helado……al final le compré el helado al niño.”

Francisco José Paredes Pérez

A lo largo de mis años de experiencia comercial he conocido a buenos vendedores que usaban de manera magistral el arma de la “pesadez”. Me debato entre poder afirmar que “un pesado” es un mal vendedor, o simplemente una persona que sabe usar una técnica que el resto no controlamos, y esto le convierte por tanto en un vendedor brillante.

Yo particularmente, no he utilizado nunca la técnica de ser pesado, pues ni sé y además me da vergüenza, llamar a una persona unas 56 veces para decirle si le interesa mi producto. Y creo que aquí se cita ya la primera cualidad del vendedor pesado: No le da vergüenza hacer cosas que a los que no somos pesados si nos dan. Yo he visto ejecutar esta tema de manera magistral. Visitar, y visitar, y visitar y visitar al mismo cliente hasta que va y te compra.

Una segunda característica fruto de mi observación es: La vida del Vendedor pesado, es muy dura y muy cansada. Yo les veía, y pensaba: Pero este tío ¿NO se cansa?. Pues noooooo. Sigue, sigue, sigue, y sigue hasta que le compran. Y si no llama, Y si no prospecta. Y si no vuelve a ver al que ha visto por la mañana. Es decir, su capacidad de estar siempre siendo cansino no tiene fin. Cosa que por otra parte a mi me parece impresionante. Yo desde luego no la tengo. A eso de las 18.00, como que me quiero ir a mi casa, con mi familia. Y esta gente no se va.

Y que me dices, ¿Cuando tienen que reclamar algo a su empresa? Amigo¡¡¡¡¡¡¡ aquí viene la siguiente cualidad: ejercen su capacidad de pesadez en todas las direcciones. Muchas veces no diferencian, y les da igual que sean clientes, jefes o su cuñado. Como quieran una cosa, yo que tú intentaría conseguirla pues si no literalmente te va a brear en los próximos días.

Y que me dices de estar hablando siempre de ventas, de su trabajo, ¡¡¡¡Por Dios que entrega¡¡¡¡¡ Te vas a tomar una caña con ellos, y te contarán lo que van hacer mañana. Y si no lo que han vendido hoy. Y si pueden al tiempo que piden una ración de bravas le venderán algo al camarero, y como te descuides te venden a ti algo al tiempo que echan un traguito de su caña. NO paran nunca. Repito yo esa capacidad no la tengo. Cuando se termina el trabajo, me gusta hablar de otras cosas, y limpiar mi mente para el día siguiente.

Y así pasan la vída, vendiendo, vendiendo, vendiendo, y no paran. Y te agotan. Y terminas diciendo: venga compro porque si no, no te vas. Y consiguen su objetivo.

Y todo esto dicho con un enorme cariño a este tipo de personas, pues todos, y yo el primero seguro que he sido pesado con alguien, y no me he dado cuenta. Como digo no crítico esta manera de hacer, pues he visto que se consiguen objetivos, siendo pesado.

Como siempre, y sin ser pesado, recuerda que lo importante es ser feliz, hacer felices a los demás, y cada día ser un poquito mejor persona.

Francisco José Paredes Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Francisco José Paredes Pérez +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Compartir