VENTAS

Si no sabes sonreír, no tengas una tienda…….


Demasiado acostumbrados estamos ya a entrar a una tienda de lo que sea, y si hay mucha gente notes que el dependiente tiene un grado de mal humor que le hace decirte ¡¡¡buenos días¡¡¡¡ casi gruñendo. Y que os queréis que os diga, que esto no es agradable. Y de éste y otros momentos parecidos surge la reflexión ¿Para vender tienes que ser el típico gracioso o estar siempre de buen humor? Pues hombre tampoco hace falta. Pero desde luego si que tienes que tener una serie de características, entre las que se encuentra saber sonreír. Pero sobre todo por ti.

Todavía recuerdo los famosos años 90 en España, y recuerdo como me hicieron comercial. Y digo que “me hicieron” porque yo no pedí nada, ni me daba cuenta de nada. Tenía 18 añitos y ya me peleaba con ejecutivos de corbatas caras de seda, que evidentemente me tumbaban en cuanto sonadla la campana del primer asalto. Pues aquel día, Raquel que así se llamaba la persona de RRHH que vino a verme, me dijo: Hemos decidido que vas a ser comercial, porque eres muy simpático, te gusta mucho hablar, y siempre te estás riendo. Hombre no es que esperara que me dijera que me hacían comercial, por mi belleza hercúlea pero los motivos que me daba me parecían que eran más propios de un tío que te gusta tomar cañas con él que sinceramente las buenas cualidades de un buen profesional de la venta.

Y si lo piensas bien, no tienes que ser el más cachondo de la fiesta ni tampoco el tío que hace todo el rato chistes, pero si que para soportar en el mundo duro de la venta si tienes que tener una serie de cualidades que te harán la vida más llevadera:

  • Saber reír. Tú cerebro no puede hacer dos cosas a la vez, y si consigues saber reír, difícilmente estarás triste. Y hazme caso la venta desgraciadamente te da muchas oportunidades para estar triste. Las personas que van con una sonrisa por la vida, venden más, estoy seguro. O si no venden más son más felices ejerciendo tan grata profesión.
  • Ser optimista, y que ve todo lleno de posibilidades. Esto ayuda y mucho. La venta está llena de NOES y de momentos donde tus expectativas se derrumban como castillo de naipes. Triunfa aquel, que incluso cuando no vende, ve una oportunidad. Aunque sea para aprender lo que ha hecho mal.
  • No hace falta ser el alma de la fiesta, ni el cachondo que nunca para, pero si tener un carácter que tienda al humor y al «poco cabreo». ¿Te imaginas ser el vendedor, estando todo el día enfadado y cabreado?
  • Si piensas en alegre, actúas en alegre. Y es un modo de vida. Y te servirá para la venta, y para aguantar en un territorio lleno de piedras y cristales, cuando muchas veces vas descalzo.
  • NO hagas del cachondeo la bandera que nunca sueltas. Tampoco es eso. El buen humor no está reñido con ser un buen profesional. Y como dice la canción, aunque rías tienes que transmitir que tú también sabes «partirte la cara».
  • Que cansado es estar siempre de mal humor. Y gruñendo y discutiendo. Que estrés. Que ansiedad. Es mucho más sencillo, biológicamente hablando y mucho menos cansado estar de buen humor.

«Sonreír en el proceso de la venta, es la manera más seria de vender»

FRANCISCO JOSE PAREDES PEREZ

Y recuerda aquí al fin y al cabo estás para ser feliz, para hacer feliz a los demás, y para intentar ser un poco mejor persona todos los días. Y reír es uno de los caminos que te lleva a tan digno destino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Francisco José Paredes Pérez +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Compartir