Empresa

Siete alarmas que te dicen que nos has empezado bien en una empresa

¿Puedo saber si no he comenzado bien en una empresa?

Bueno pues realmente es una pregunta que muchos nos hemos hecho a lo largo de nuestra vida cuando nos hemos incorporado a una empresa. ¿Lo estaré haciendo bien? ¿He iniciado bien mi camino en esta empresa? ¿Me he adaptado bien al grupo?……….Fíjate en estas 7 alarmas que te pueden indicar que no has comenzado con buen pie. La buena noticia es que siempre se está a tiempo de reconducir la situación: 

  1. En menos de una semana ya he discutido con alguien: Pues evidentemente no es buen comienzo. NO es lo mismo cambiar impresiones, mostrar carácter, tener personalidad, etc, que discutir con alguien nada más llegar a una empresa. Cuando digo discutir, significa subir el tono, ponerte “bruto”, y crear malestar en la otra persona, y en el resto de compañeros. Si te pasa esto nada más llegar, no has empezado bien. Y tampoco prejuzgó que no tuvieras razón en la discusión, pero el comienzo no ha sido bueno. Debes de rectificar. Hay tiempo. 
  2. Te vas a casa con el pensamiento de que te has equivocado al decir que “sí” a ese trabajo. Puede pasar que te hayas equivocado, pero si no tienes ilusión al principio ¿Cuándo lo vas a tener, cuando pasen los años?. Piénsalo bien y si no tienes ilusión en los comienzos es mejor dejarlo. 
  3. Estás todo el día solo. Vas a comer solo. Tomas café solo. Algo está pasando ¿No crees?. Es momento de parar, analizar, reflexionar y cambiar. Lo que está ocurriendo es que el grupo no te ha aceptado. Algo se ha hecho mal. Piénsalo y decide como debes de cambiar. Si estás esperando a que el grupo cambie, será complicado. NO pidas a nadie cosas que tú no estés dispuesto hacer. 
  4. Ves que en el puesto de trabajo para el que te han cogido: o no tienes ninguna tarea, o las tareas asignadas no las controlas, o son tareas tan sencillas que te queda la mitad de la jornada libre. Todas estas circunstancias que a “bote pronto” pensaríamos que no pueden suceder, dado que ha habido un proceso de selección y todos los implicados saben perfectamente tanto las cualidades del candidato como las tareas del trabajo, la realidad nos dice que no es así. Si te ocurre algo así, ya no hemos empezado bien. Atrévete y habla con tu superior o con RRHH, pues algo no funciona. 
  5. Tu jefe se te ha hecho bola, como un filete de emperador de menú del día. Los que conociste de la empresa antes de entrar eran personas maravillosas, pero la vída es tan juguetona que cuando llegas a tu puesto de trabajo, resulta que tienes como jefe al más malote de la empresa. Pues sinceramente no hemos empezado bien. Yo aquí tengo mi propia solución, pero es mía y por supuesto no quiere decir que sea la correcta. Ni mucho menos. Yo me voy de la empresa. Pero esto es algo, que no siempre se puede y que es fácil decirlo y no siempre es fácil poderlo hacer. Toma cualquier acción, pero jamás soportes más de lo que se debe de soportar a un “jefe malote”.
  • Te conviertes en muy poco tiempo en objetivo de muchos tiburones que quieren que te vayas. ¿Qué ha ocurrido nada más entrar para que varios profesionales (eso se presupone) de repente quieran que no quede de ti, ni los cordones de los zapatos?. ¿Eres tú también un tiburón y entre bomberos nos os vais a pisar la manguera? ¿No es tu guerra, y eres pez de aguas tibias que quiere tranquilidad y de repente te has convertido en blando de los mas malos de la empresa? Analízalo. Y como siempre actúa. Nunca te quedes parado. Te podrán echar, pero nunca te van a pegar, ni a matar, ni hacer nada físico. Olvida el miedo y lucha. 
  • Te das cuenta que el resto de compañeros te han etiquetado de una manera en la que no encajas. De repente, te ves con la etiqueta de por ejemplo, “chivato” cuando tú no te has chivado jamás de nada. Pues entonces ¿Tendrás que analizar los motivos? ¿Quién ha propagado el rumor de que tú eres así¿ ¿Por qué lo ha hecho? ¿Debo de hablar con él? ¿Debo de cargar con una etiqueta que no me corresponde?…..en fin seguro que se te ocurren más preguntas que solo tú, dependiendo de tus circunstancias, y del entorno puede contestar. 

El resumen de todo esto, es que si empiezas mal en una empresa, has de pararte y rectificar. Tomar acción. No puedes dejarlo pasar, pues las cosas si se dejan pasar no suelen arreglarse por ciencia infusa. Casi siempre las cosas erróneas si no se actúa sobre ellas y se dejan suelen ir a peor. Lo que quiero transmitirte es que no te quedes parado. Haz cosas si no has empezado bien, pero no te queden quieto, pues eso poco a poco es ir muriendo en esa empresa.

Que tengas un buen día, y seguimos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Francisco José Paredes Pérez +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Compartir