Sin categoría

¿Te llevas a casa lo que te pasa en el trabajo?

POBRE PERSONA AQUELLA QUE PAGUE EN SU CASA LO QUE NO CONSIGUE EN EL TRABAJO, O AL REVÉS, TAMBIÉN VALE

Parece que ya se nos ha olvidado pero era una cena sin mascarillas, sin gel de mano y donde los abrazos y las caricias corrían como caballo en campo abierto. Buenas viandas, mejores vinos y ninguno de las dos cosas les llegaba a la suela de los zapatos a nuestros amigos, con los que cenábamos, y con los que nos gustaba siempre hablar de temas de empresa. David y Ana, se llaman. Que si son grandes profesionales del mundo editorial, son aún mejores personas en este universo mundano que nos ha tocado vivir. Y recuerdo que aquel día nos enzarzamos en una buena conversación: ¿Se puede separar la vida personal de la vida laboral?. Recomiendo leer este artículo.

Cada uno defendía su posición con buenos argumentos entre vino y vino, y trocito del jamón del bueno. Yo recuerdo que defendía que era casi imposible diferenciar, y que ambas vidas estaban totalmente interelacionadas, y que se retroalimentan de manera bidireccional. Sin embargo, no sé si por fruto de vino o por la grandeza de los contertulios a los que me enfrentaba defendía mi posición, todo hay que decirlo sin moverles un centímetro de sus posiciones, a pesar de lanzar argumentos quizás de manera torpe, que no llegaban a buen puerto.  

Hoy en día, ya no hay vino, ahora es un café con leche del que también disfruto su aroma y su sabor. Y mi posición con los años no ha cambiado, sigo pensado que es casi imposible separar la vida personal de la vía personal. De hecho fundamento mis argumentos hoy de manera más ordenada y te hago una serie de preguntas que la realidad me hacen llegar a respuestas creo yo acerca más “el ascua a mi sardina”:

  • El ser humano no es una máquina que pueda pasar de un estado emocional a otro cambiando la clavija de lado. Por ejemplo, si tú en el trabajo has hecho una pifia épica y tu jefe te ha regañado, con razón, por la que has liado, difícilmente ¿Serás capaz de llegar a tu casa con tu mejor sonrisa diciendo que la vida es maravillosa y que una cosa es lo que pasa en el trabajo y otra en el jardín de tu humilde morada?. 
  • Si en el trabajo recibes una gran noticia, de verdad ¿Crees que llegarás a tu casa enfadado, triste y con ganas de discutir?
  • Si en tu trabajo tienes la “desgracia” de tener que despedir a 4 compañeros muy cercanos a ti, porque eres su jefe, y si no lo haces la empresa desaparece. De verdad ¿Crees que los días de antes del despido estarás tan tranquilo en tu casa viendo Netflix, sin pensar ni un minuto en dicho momento?

Pero demos la vuelta a la moneda, y veamos cosas que pasen al contrario: 

  • Si a tu mejor amigo le han declarado un tumor y su esperanza de vida es de seis meses, ¿Te irás al trabajo y seguirás tan normal hora tras hora?
  • Si has recibido una carta del banco que te van a quitar la casa, que sin duda es un tema personal, ¿Podrás realizar tu profesión igual que si esa carta no hubiera llegado?.
  •  Si tu hijo, ha salido por la noche y se ha ido a casa de un amigo a dormir, pero tú no le tienes controlado, y su móvil está apagado, y llega la hora de irte a trabajar y no tienes noticias ¿Ese día trabajarás igual que si tu hijo no hubiera salido?
NO ES NECESARIO LLEVARTE A TU CASA LOS ESCOMBROS QUE SE GENERAN EN TU ENTORNO LABORAL, Y AL REVÉS TAMBIÉN VALE.

CADA VEZ LLEVARSE LOS PROBLEMAS DE UN ENTORNO A OTRO ES LO MÁS COMÚN QUE HAY

Y así lo comenta la terapeuta Laura Sanchez en este post que recomiendo leer 

“Desconectarse sin problemas del trabajo y disfrutar a la familia es cosa difícil. Los problemas personales que conlleva llevarse trabajo a casa, se incrementan día con día, evidenciando una falta de equilibrio entre estos dos aspectos.

Esta falta de equilibrio repercute en las relaciones más cercanas, sobre todo en el hogar, en donde por estar cumpliendo con los compromisos pendientes del trabajo, se dejan en segundo plano a la familia y las amistades. El estar conectado a un dispositivo electrónico (Tablet, iPod, Smartphone, etc.) las 24 horas del día se ha convertido en una práctica común”.

Y así podríamos seguir poniendo situaciones donde las vidas laborales y profesionales se entrelazan, y los estados anímicos, emocionales y físicos tienen una clara correlación entre los dos mundos.

Hasta ahora he tratado el tema emocional pero ¿Y el tema físico? Si tú trabajas 12/13 horas, te has levando a las 6.30 de la mañana y llegas a tu casa a las 20.00 de la tarde, crees que me voy a creer que el cansancio que has arrastrado en el entorno laboral de repente va a desaparecer cuando cruces el quicio de tu puerta.

Intentar diferenciar esos entornos y que lo que pasa en uno de ellos no influya en el otro, es una quimera, es un Bríndis al sol. Los estados anímicos del ser humano se ven golpeadas por “experiencias” ya sean positivas o negativas, y éstas no diferencian donde se han producido. Puedes evidentemente ser una persona muy racional, y muy inteligente emocionalmente, y saber diferenciar que en tu casa no tienen culpa de esa mal momento en la empresa, pero o eres de acero líquido o la gran mayoría de nosotros sucumbieran a encontrarse afectados por estos acontecimientos.

Intento no ser nunca tan taxativo, y supongo que habrá alguien que sea capaz de terminar el trabajo y no llevarse nada a casa, o al revés, pero la gran mayoría de nosotros, somos esclavos de estados emocionales y físicos que se producen en un entorno y lo metemos en nuestra mochila para sacarlo en el otro.

Otra cosa bien diferente es que minimicemos esas consecuencias, sobre todo si son negativas y no lo paguemos con gente con la que nada tienen que ver. Sin duda alguna tarea ardua y difícil. 

Somos lo que somos por un compendio de consecuencias que se derivan de nuestros comportamientos y de lo que si soy partidario es de saber ¿Qué hacer? con esas consecuencias. Eso depende de ti, quizás al igual que separar un entorno del otro, pero ¿Realmente se puede separar?

Me encantaría saber tu respuesta a esta pregunta, y recuerda se feliz, que aquí hemos venido a eso. 

Francisco José Paredes Pérez 

www.reflexionesdeunautista.org 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Francisco José Paredes Pérez +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Compartir